Desarrollo Altos Directivos

La Dirección Nacional del Servicio Civil ha diseñado un Modelo de Acompañamiento y Desarrollo de Altos Directivos Públicos (MAD), el cual busca generar una estrategia que comprometa a las autoridades políticas, ministerios, servicios públicos, directivos nombrados a través del Sistema de Alta Dirección Pública, garantizando a los ciudadanos el cumplimiento por parte del Estado de sus funciones fundamentales, con independencia de la contingencia política a través de un Sistema de Alta Dirección Pública maduro y consolidado.


Promover la integración del Alto Directivo Público en el Estado es fundamental para que éste contribuya a mejorar la calidad de la gestión pública de su servicio. Para ello, entregamos asesoría durante el ciclo de vida laboral del Alto Directivo en al menos dos aspectos relevantes:

1. Inducción, Desarrollo y Redes: realizamos y promovemos una adecuada inducción y desarrollo (hipervínculo a manual de inducción), para fortalecer la incorporación del directivo a su función, entregarle información relevante y darle a conocer los desafíos de la gerencia pública. Adicionalmente, facilitamos la coordinación con los diversos actores del contexto en que se desempeñan.

2. Gestión del desempeño directivo: asesoramos y coordinamos la gestión del desempeño directivo, entregando asesoría metodológica y coordinación de los procesos de elaboración, suscripción, seguimiento y evaluación de los convenios de desempeño de los Altos Directivos Públicos.
Descargar: Orientaciones para la elaboración de Convenios de Desempeño
Descargar: La evaluación y la remuneración del directivo

Inducción, Desarrollo y Redes directivas

Para facilitar la integración del directivo en su servicio, el Servicio Civil pone a disposición de los directivos herramientas destinadas a acompañarlos en su ciclo de vida laboral. Específicamente, complementa el proceso de inducción realizado por cada Servicio Público a sus directivos, a través de algunas acciones y actividades:

a. Manual de Inducción: En la línea de orientar al directivo, se oferta a todos los altos directivos de I y II nivel jerárquico, un Manual de Inducción para directivos públicos, el cual es enviado dentro del primer mes de nombramiento. Este manual considera cuatro módulos en materias referentes al funcionamiento del Estado, Gobierno, gestión de personas y de recursos públicos.

b. Jornadas de Inducción I y II Nivel Jerárquico: El Servicio Civil busca apoyar y alinear en el rol al ADP, para ello realiza reuniones de inducción con Altos Directivos de I nivel jerárquico y jornadas más amplias de inducción para los directivos de II nivel jerárquico, donde se les da a conocer un marco general del ingreso a la Administración Central del Estado, se les informa de las actividades dirigidas a los ADP y los apoyos que se pueden brindar a lo largo de su gestión.

Adicionalmente, se llevan a cabo seminarios regionales, coloquios y cursos específicos orientados a facilitar la integración a su servicio y la creación de redes no sólo entre directivos sino también con otras autoridades que faciliten una mejor gestión.

Gestión del Desempeño Directivo

Para fortalecer la capacidad del directivo de impactar positivamente su servicio a través de una buena gestión, el Servicio Civil promueve el uso de un único modelo de gestión del desempeño para el Servicio Público y que incluye los procesos de Planificar, Dirigir, Evaluar y Mejorar el desempeño individual.

Sin perjuicio de lo anterior, la ley establece una herramienta especial en el caso de los Altos Directivos Públicos llamada convenio de desempeño individual (Formato de Convenio de Desempeño), que suscribe el directivo nombrado y su jefatura directa. Este convenio establece los principales objetivos y metas que debe cumplir el directivo durante su gestión.

La Unidad de Seguimiento y Desarrollo de Altos Directivos Públicos presta asesoría y coordinación para la elaboración, suscripción, seguimiento y evaluación de los convenios de desempeño, de manera que efectivamente permitan orientar la labor del directivo desde el momento mismo de su postulación. Un aspecto especialmente relevado en el último Instructivo Presidencial es que la autoridad facultada para el nombramiento debe retroalimentar y hacer seguimiento al cumplimiento del convenio de desempeño, facilitando así la coordinación y promoviendo un diálogo permanente entre la jefatura y directivo. Además, el Instructivo Presidencial de Abril de 2013 establece lineamientos para perfeccionar la evaluación y establecer diálogos permanentes de desempeño.